Propuesta de la CODEMAR para la creación de una Reserva de la Biosfera en el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano

Por: CODEMAR

El Mar de Cortés tiene una superficie de casi 18 millones de hectáreas. De éstas, además de algunos minúsculos refugios pesqueros, sólo 7 000 hectáreas han sido puestas a salvo de la pesca industrial, gracias a la decisión visionaria de las comunidades locales en Cabo Pulmo, Baja California Sur. En otras palabras, apenas 0.04% de la superficie de este Mar tiene un destino de conservación. El resto del Mar de Cortés —Golfo de California— es objeto de explotación masiva por parte de flotas sardineras, camaroneras, palangreras y de arrastre, a quienes la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) subsidia generosamente combustibles, motores y embarcaciones.

En el llamado “Acuario del Mundo”, la sobreexplotación alcanza niveles extraordinarios, que han llegado a la extirpación comercial y biológica de poblaciones completas de especies en algunos sitios (por ejemplo, los tiburones martillo en Espíritu Santo, Las Ánimas y Cerralvo), llevado al borde de la extinción a ciertas especies (como la vaquita marina) y al exterminio de cadenas ecológicas vitales, como sardinas, anchovetas y macarelas (absurdamente convertidas en harina industrial para acuacultura de camarón, atún y jurel, entre otros).

Es inaceptable continuar con esta barbarie.

En el contexto anteriormente descrito, la Coalición en Defensa de los Mares de México (CODEMAR) propone la creación de una Reserva de la Biosfera en el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano.

Dicha área marina protegida tiene por objeto:

  • Garantizar a perpetuidad la actividad pesquera que llevan a cabo las comunidades ribereñas que habitan en Baja California Sur.
  • Preservar los ambientes naturales representativos de las diferentes regiones marinas del Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano y sus ecosistemas, para asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos.
  • Prohibir las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en términos del Artículo 41 de la Ley de Hidrocarburos y del decreto por el que se establece la zona de salvaguarda denominada Golfo de California - Península de Baja California - Pacífico Sudcaliforniano, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 7 de diciembre de 2016.
  • Prohibir determinantemente la minería submarina.
  • Salvaguardar la diversidad genética de las especies marinas de las que depende la continuidad evolutiva.
  • Asegurar la preservación y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad del Mar de Cortés y el Pacífico Sudcaliforniano, en particular preservar las especies en peligro de extinción, así como las amenazadas, endémicas, raras y las que se encuentren sujetas a protección especial.
  • Ofrecer un instrumento de conservación de los recursos naturales a perpetuidad, en beneficio de las comunidades asentadas en la región, cuyo medio de vida es la pesca ribereña sustentable.
  • Fortalecer la vocación de turismo del estado de Baja California Sur basada en un enfoque que haga compatibles las actividades de conservación de sus recursos naturales con las de desarrollo sustentable, en un ejemplo único con visión de largo plazo.
  • Promover prácticas vinculas con la pesca deportiva regulada y el turismo no consuntivo (buceo, avistamiento y actividades acúaticas y subacuáticas) en el marco de la ley.
  • Proporcionar un campo propicio para la investigación científica.
    • Es importante precisar cuáles son los objetos específicos de conservación que justifican y legitiman la creación de la Reserva de la Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano (RBMCPSC):

      1. Arrecifes coralinos y rocosos que albergan una importante diversidad de especies.
      2. Montes, cañones y colinas submarinas. Estructuras de gran diversidad topográfica y fisiográfica donde se crean condiciones oceanográficas particulares en áreas de alta productividad primaria, elevada biomasa de zooplancton y un alto grado de diversidad biológica y endemismos.
      3. Ambientes propicios para la reproducción y desarrollo de comunidades diversas de gran importancia ecológica o comercial.
      4. Sitios de gran diversidad topográfica en donde ocurren procesos oceanográficos de gran importancia como zonas de surgencia, con alta biodiversidad y zonas de agregación, reproducción, reclutamiento, alimentación y corredores migratorios de fauna marina.
      5. Sitios para la reproducción y reclutamiento de especies fundamentales para el sostenimiento de las grandes pesquerías del Mar de Cortés.
      6. Cuencas oceánicas y sitios con una gran complejidad de fondo, donde se favorecen altos valores de productividad primaria fundamentales para la formación de cardúmenes y asociaciones de peces.
      7. Formaciones fisiográficas únicas que determinan comunidades de gran biodiversidad y hábitats de grandes vertebrados.
      8. Grandes agregaciones, zonas de desove, reproducción y crecimiento de pelágicos menores, como sardinas, anchovetas y macarelas que son la base de las cadenas ecológicas del Mar de Cortés.
      9. Zonas de reproducción y presencia de depredadores como tiburones, mantas y rayas. Hábitat de mamíferos marinos emblemáticos, como la ballena azul, lobos marinos, delfines, calderones y cachalotes.

      Polígono

      Se considera la protección de un polígono amplio mediante la figura de Reserva de la Biosfera, con zonificación y ordenamientos específicos para cada área donde se contemplen zonas de no pesca, y que busquen mantener la conectividad biológica, dándole exclusividad en el acceso a los recursos a las comunidades pesqueras ribereñas, para incorporarlas en el manejo sustentable y de largo plazo.

      De crearse, la Reserva de la Biosfera del Mar de Cortés y el Pacífico Sudcalifornianos se situaría en aguas marinas de jurisdicción federal, frente a las costas del estado de Baja California Sur, en la porción sur del Golfo de California y en aguas adyacentes al litoral sudcaliforniano del Pacífico.

      El polígono propuesto tendría una superficie total dede 19.2 millones de hectáreas, incluyendo una zona de aprovechamiento sustentable por parte de comunidades ribereñas, de 9.7 millones de hectáreas; una zona pelágica de exclusión total de pesca de 9.5 millones de hectáreas.

      De acuerdo con la Ley, en particular el Artículo 48 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), las comunidades ribereñas de baja California Sur se verán beneficiadas en virtud de la exclusividad de sus derechos de aprovechamiento y de la protección y restauración de las bases ecológicas de la pesca a escala regional. Conviene citar textualmente:

      “Por su parte, en las zonas de amortiguamiento de las reservas de la biosfera sólo podrán realizarse actividades productivas emprendidas por las comunidades que ahí habiten al momento de la expedición de la declaratoria respectiva o con su participación, que sean estrictamente compatibles con los objetivos, criterios y programas de aprovechamiento sustentable, en los términos del decreto respectivo y del programa de manejo que se formule y expida, considerando las previsiones de los programas de ordenamiento ecológico que resulten aplicables”.

      Amarillo. Zona de aprovechamiento sustentable: 9.7 millones de hectáreas.
      Azul. Zona pelágica de exclusión total de pesca: 9.5 millones de hectáreas.
      Total: 19.2 millones de hectáreas.

      Debe resaltarse que esta iniciativa de conservación a través de la RBMCPSC es consistente con el análisis de vacíos y omisiones en conservación de la biodiversidad marina de México realizado por la CONABIO en 2007.

      Cabe señalar que el Mar de Cortés y el Pacífico Sudcalifornianos presentan a nivel nacional la mayor superficie tanto de sitios prioritarios costeros y de margen continental como de sitios prioritarios de mar profundo.